WWW.CAPITALFM.MX

Teléfono en cabina: 
|

Jueves 23 de enero 2020

Homero Simpson, emprendedor. Parte 2

capital-fm
Homero Simpson, emprendedor. Parte 2Foto:

Confía (mucho) en sí mismo.

Nadie se explica cómo Homero Simpson ha llegado a ser inspector de seguridad del sector 7-G en la Central Nuclear de Springfield. El caso es que su consabida suerte le ha granjeado una ocupación que le permite mantener una vida cómoda, aunque el hecho de no haber trabajado para llegar hasta donde está hace que no sienta ningún amor por su ocupación. Por eso, en cuanto se le presenta la ocasión, despliega su autoconfianza y se embarca en cualquier otro negocio. Osadía llevada al extremo, sin duda, pero la valentía es uno de los valores más importantes de cualquier persona de negocios. “Un emprendedor que no cree en sí mismo tiene un recorrido muy corto”, asegura Julio García, formador de profesionales en emprendimiento y habilidades sociales. “Siempre debe tratar de ser como una marca puesta en un escaparate, saber venderse y tener una seguridad total en lo que hace”, explica el coach, que añade: “Tal vez el exceso de autoconfianza lleve a Homero demasiado lejos, pero nadie puede negar que él es su principal valedor”.

 

Es su mejor publicidad 

Aunque los consumidores no lo saben todavía, Homero tiene la certeza de que él es la solución a sus problemas. También que sabe que “la solución a cualquier problema de la vida está en la tele”, por eso no tiene problemas en inventar una canción pegadiza e invertir en marketing e imagen de marca para difundirla cuando compra una máquina quitanieves. ¿Inversión importante? Tal vez. Aunque la promoción de sus servicios es fundamental si quiere que sus clientes potenciales le conozcan. Tal y como subraya Juan Luis Saldaña, MBA y profesor de marketing en Kühnel Escuela de Negocios, “en ocasiones, es más importante una buena idea que cualquier otro factor. Claro que el dinero ayuda, pero el ingenio puede abrir muchas puertas. Y Homero, sin duda, es increíblemente ingenioso”.

 

Sabe lo que sus clientes necesitan.

¿Que el gobierno de Springfield reimplanta la Ley Seca? Homero organiza una intrincada red de contrabando de cerveza. ¿Que el Estado autoriza el matrimonio homosexual? Homero se ordena reverendo y celebra bodas por un módico precio en su garaje. Y, lo mejor: ¿que todos esos negocios resultan ruinosos, potencialmente peligrosos o, incluso, acaban siendo perseguidos por la justicia? No hay problema, el señor Simpson no se deja amedrentar y antepone su ánimo por crecer a cualquier contratiempo. “A veces, la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas”, considera Saldaña, y añade: “El éxito llega cuando encuentras un público para tus ideas, pero para eso hay que saber buscarlo. Y el bueno de Homero se atreve con todo, sin ningún temor”.

 



cover
00:00 00:00