WWW.CAPITALFM.MX

Teléfono en cabina: 
|

Martes 24 de noviembre 2020

Los huérfanos que dejó el sismo del S19

capital-fm
Los huérfanos que dejó el sismo del S19Foto:

POR ICELA LAGUNAS / Reporte Índigo

Tras la estela de muerte que arrojó el colapso del colegio Enrique Rébsamen, una menor de 11 años de edad quedó en absoluta orfandad debido a que su madre, empleada de limpieza en la escuela, perdió la vida al quedar atrapada entre los escombros, y de su padre no se sabe nada.

Los días y semanas posteriores al sismo, su abuelo, único familiar que se ostenta como responsable de la pequeña, la escondió de policías y autoridades por miedo a que lo despojaran de su nieta.

No obstante el intento de borrar el rastro de su nieta en listas oficiales, el Sistema de Desarrollo Integral para la Familia (DIF) logró documentar que una de las cuatro empleadas del Colegio Rébsamen que no alcanzaron a salir tenía una pequeña hija.

Así que comenzaron a indagar el paradero de la menor hasta localizarla. A la fecha no hay reclamo ni referencia alguna que permita conocer quién es su padre o si está vivo.

El Gobierno de la Ciudad de México, en voz de su titular, Miguel Ángel Mancera, destacó el caso de esta niña pues se trata del único menor que aparece en la lista de víctimas que se quedaron sin madre y en este caso, sin padre.

“Esto vale la pena comentarlo porque tuvimos un caso en donde un abuelito se quedó como único familiar de una niña de 11 años, él no había acudido porque tenía temor de que le quitaran a la niña o de que no tuviera posibilidad de seguir cuidando a la niña”, explicó el jefe de Gobierno.

Detalló que en este momento el DIF apoya al adulto mayor para arropar a la pequeña con los beneficios de diversos programas sociales de la capital.

“Es el primer caso que ha quedado sin papá y sin mamá, porque en los otros casos falleció la madre o el padre, el DIF está dando todo su apoyo”, precisó Mancera.

El DIF local detalla que la menor no estudiaba en el Colegio Rébsamen, en Villa Coapa, donde fallecieron 19 menores inscritos en el plantel y siete adultos que formaban parte del personal docente o administrativo.

Para no exponer a la menor, la dependencia prefiere preservar sus datos personales, así como los de su mamá, quien trabajaba en labores de intendencia en dicha escuela que representa uno de los capítulos más dolorosos del temblor que dejó 228 muertos en la capital de la República Mexicana.

NOTA: Este contenido se publicó originalmente en ReporteÍndigo.com, un fragmento se reproduce en este espacio para su divulgación. Para leer el artículo completo dar click aquí:

LA ORFANDAD TRAS EL SISMO



cover
00:00 00:00