WWW.CAPITALFM.MX

Teléfono en cabina: 
|

Domingo 5 de julio 2020

Millonario fraude de compra de seguidores en redes

capital-fm
Millonario fraude de compra de seguidores en redesFoto:

De acuerdo a una investigación que realizó el NewYorkTimes muchos famosos, marcas prestigiosas y políticos compraron seguidores a Devumi y sus clientes prefieren ocultar, las explicaciones que dieron los clientes fue que, compraron un poco de seguidores porque tenía curiosidad de como funcionaba, se sentían presionados por no tener un numero aceptable de seguidores y como lo mencionó la actriz  Deirdre Lovejoy, clienta de Devumi. “Todos lo hacen”.

Ahora bien si es verdad que la mayoría de los #PocosFollows buscan incrementar el número de seguidores para tener influencia o simplemente cobrar más por un “Reuit” quizá es cierto  y todos lo hacen, aunque algunos dijeron que creían que Devumi les daba fanáticos potenciales o clientes reales, otros admitieron que sabían o sospechaban que las cuentas eran falsas. Varios dijeron arrepentirse de haber hecho la compra.

“Es un fraude”, dijo James Cracknell, remador británico y medallista de oro olímpico que le compró 50.000 seguidores a Devumi. “La gente que juzga según cuántos me gusta o cuántos seguidores… no es algo saludable”.

Ahora ¿quiénes son algunos de la artistas, deportistas, políticos y empresas que compraron seguidores de Devumi?

Una de ellas es Kathy Ireland quién inicio con 160,000 seguidores y en un año aumento a más de un millón, Lane Fox, pionera en el comercio electrónico, integrante del parlamento británico al ser cachada culpó a uno de sus empleados por la compra (nadie sabe quien es ese empleado y nadie ha sido castigado), otros clientes que aparecieron en la lista negra, fueron contactado para investigar al respecto pero se negaron a responder preguntas, otros como Ashley Knight, la asistente personal del futbolitsa Ray Lewis, simplemente dijo “¡ah! ¡¿qué no es real esto de los seguidores?!, mientras que otras cuentas como las de Paul Hollywood panadero célebre y juez de The Great British Bake-off  se #Twittsuicidaron cuando buscas en el browser la cuenta twitter responde “La cuenta no existe”.

Hillary Rosen, colaboradora de CNN, compró más de medio millón de seguidores en dos años, Hillary confesó que fue para saber como funcionaba, y quizá esperaba hacer un reportaje al respecto, es una lástima que le ganara el NewYorkTimes la nota, ya que inicio su compra en 2015, con una segunda compra en 2016, y para el 2017 incrementó sus seguidores.

Existen otros casos como el de  Marcus Holmlund Community Manager de la agencia de modelaje Wilhemina, quien por presiones de su jefe, terminó comprando follows de su bolsa para que no lo corrieran.

“Me sentí pasmado por la amenaza de ser despedido o, lo que es peor, nunca poder volver a trabajar en la industria de la moda”, dijo Holmlund. “Desde entonces le digo a quienes me preguntan que es un engaño”.

Otros como el economista Jason Schenker compraron seguidores para ser líder de opinión “Nadie te toma en serio si no tienes una presencia notoria”.

Programas de televisión como The Real Housewives of New York City, American Idol, Sons of Anarchy, también no solo compraron seguidores, participantes de ellos pagaron para dar RT, Favs o comentarios de twitts que publicaban las cuentas y se referían a un actor específico.

Por último MILES DE INFLUENCIADORES que no necesitan ser ampliamente conocidos para hacerse con dinero de patrocinios, porque sus cuentas dicen que tienen más de 10,000 seguidores.

Así miles de cuentas serán cuestionadas por marcas, agencias y clientes porque si eres un twittero con un gran número de seguidores, serás sospechosamente investigable.



cover
00:00 00:00